La multinacional TDCX escoge Barcelona para capitanear su expansión por Europa

Sophie-Chelmick
enero 31, 2024
Logo Separador

Un equipo de jóvenes suecos y noruegos exploran el funcionamiento de unos pequeños robots colocados sobre escritorios de una amplia oficina. Conversaciones en múltiples idiomas se cuelan desde otras mesas cercanas. En un ambiente marcadamente internacional, otros jóvenes trabajan desde ordenadores dando servicio a clientes de toda Europa. Podría tratarse de una empresa en cualquier punto del continente, pero la silueta que recortan los edificios de la Vila Olímpica sobre el cielo Mediterráneo dan pistas a través de las amplias ventanas: se trata de Barcelona.  Nacida en Singapur en 1995, la multinacional Transformative Digital Customer Experience (TDCX) inició su negocio en Europa tomando la ciudad como epicentro en 2019.

Lo hizo entonces sin oficinas y con una sola empleada: Sophie Chelmick. Después de establecerse en la capital catalana desde el Reino Unido para impulsar este proyecto, Chelmick levantó la sede de la empresa en Barcelona “ladrillo a ladrillo”. Cinco años después, la compañía cuenta con 300 empleados en la ciudad, que atienden a clientes a nivel europeo desde la Vila Olímpica, donde TDCX dispone de unas oficinas de 2.600 metros cuadrados. 

Desde este espacio, la multinacional presta servicios de asistencia a otras empresas, que van desde la preventa hasta la atención al cliente, pasando por la moderación de contenido y la formación de equipos. Es el caso de los jóvenes que continúan agrupados en torno a los pequeños robots. Se han trasladado a Barcelona desde Suecia y Noruega para formarse en el funcionamiento y eventual reparación de estas máquinas, diseñadas con un propósito muy concreto: dispensar automáticamente la medicación a personas dependientes. 

La multinacional cuenta con 94 clientes a nivel global, con 11 de ellos en Europa, y facturó 494 millones de dólares en 2022

“Ofrecemos servicios en todo el camino de la asistencia al cliente. Con algunas empresas, hacemos todo el camino; con otras, hacemos parte de él”, ha explicado Chelmick desde las oficinas, concebidas como un espacio dinámico y multifuncional. El formato del espacio es un reflejo del talante de la empresa, que en 2022 facturó 494 millones de dólares, un 19% más que en el ejercicio anterior. 

 

De hecho, cada trabajador de la multinacional se especializa en un cliente en concreto, dado que desempeñan labores muy específicas. “La Inteligencia Artificial ha ayudado en este sentido: la IA puede hacer lo básico, y nosotros podemos proveer de los servicios más complejos”. La multinacional presta estos servicios sobre todo a empresas de ámbito tecnológico de diversos sectores, como el gaming, el turismo, la publicidad digital y el e-commerce, a los que recientemente se ha sumado el sector de la salud, con proyectos como estos robots dispensadores de medicinas. En Europa, la compañía cuenta con 11 clientes, sobre todo del ámbito digital y de la nueva economía. De hecho, el 90% de la facturación europea responde a este sector. A nivel global, TDCX presta servicios a 94 clientes, entre los que figuran Meta y Airbnb

 

Créditos: thenewbarcelonapost.com

Reset password

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para cambiar su contraseña.

Get started with your account

to save your favourite homes and more

Ingresa con e-mail

Get started with your account

to save your favourite homes and more

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad
Powered by Estatik